domingo, 31 de diciembre de 2017

NOSOTROS

Todavía recuerdo aquellos felices 16 en los que, mi actual pareja, Adrián,
 me regaló mi primer hamster.
Yo siempre me había relacionado con algún conejo y con mi perrita,
nunca con roedores más pequeños. 
A mi primer hamster lo apodé "Gordi" le daba trocitos de zanahoria y manzana, era fascinante ver un animalito tan pequeño ponerse a hacer el loco por la jaula, colgandose de todos lados tan contento y viniendo corriendo a la puerta de su jaula para recibirme, hacía todas las monerías que se le ocurrían para pedirme que le sacara.

Yo había oído hablar muy mal de los hamsters, me contaron que mordían y peleaban entre ellos.
Pero conforme lo fui conociendo y fui aprendiendo, me di cuenta de que no se sabe lo que es tener un hamster hasta que te esfuerzas por conocerlos y aprender sobre ellos.
Gordi era muy vivarachero, le gustaba hacerte caso y lamerte los dedos, pero como buen cotilla le encantaba dotorearlo todo e investigar a su aire.

Llegó a vivir más de 3 años, un día se puso muy malito y empezó a adelgazar y a perder peso, el veterinario nos dijo que había cogido hongos (a cierta edad les bajan las defensas y son más propensos a enfermedades) debió mojarse con un bebedero que goteaba,
a esa edad cualquier cosa es mejor prevenir.
Nos recetaron medicación que se la tomaba encantado con jeringuilla al estar tan dulce.
 Pero no pudimos hacer mucho más por él.

Tras 11 años recordandole, decidimos adoptar a unos pocos rodents peludos 
y decidimos dar una oportunidad también a las ratas domésticas.

Mucha gente siente aprensión por desconocimiento. 
En otra época se sabe de la transmisión de enfermedades como la peste.
Pero hablando con nuestro veterinario de exóticos hemos aprendido que todo eso existía solo antiguamente, al igual que la rabia en perros, que practicamente ya está totalmente erradicada en muchas zonas.

No cabe decir, que son los roedores más sociables y cariñosos que hay.
Estamos muy contentos con ellos y esperamos que sus futuros dueños también lo estén.

Valoramos mucho la buena genética de salud y carácter a la hora de planear las camadas.
Los colores que saquen no son nuestra prioridad.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

*

*

Google+ Followers